No hay comentarios

Millennials lideran demanda inmobiliaria online para comprar y alquilar en el 2021

El reciente estudio que realizó Properati, portal de compra y arriendo de inmuebles de Latinoamérica, analiza el mercado inmobiliario en Lima en lo que va del año. Entre las cifras se puede ver que el ticket promedio referencial del metro cuadrado para comprar vivienda es de US$ 1.631, un nivel estable, ya que al cierre de febrero apenas registró una variación de 0,02%.

En cuanto a la demanda inmobiliaria online, esta se encuentra liderada por los millennials, de entre 18 y 34 años, cuentan con una participación del 43% en venta de viviendas y el 51% en alquiler. Los sigue de cerca la generación X (de 35 a 54 años), con participación en mercado venta del 41% y en cuanto a alquiler el 35%. Mientras que el género de quienes buscan es un 52% femenino y un 48% masculino.

Según los indicadores del estudio, se evidencia que el 32% de la compra se orienta por inmuebles que están entre los 60 m2 a 80 m2; seguido por inmuebles de 81 m2 a 100 m2, que concentra el 22% de la compra. En formatos más grandes, viviendas de más 120 m2, solo se concentra el 18% de la compra.

En referencia a los distritos más solicitados en Lima Metropolitana, en venta el ranking lo encabeza Cercado de Lima con 69%, Pueblo Libre con 64%, Santiago de Surco con 62% y San Borja con 59%.

Según Daniela Maldonado, Key Account Manager de Properati en Perú, la nueva normalidad por el COVID-19, y la realidad política del país ha variado constantemente durante los últimos meses. Pese a este contexto se observa que el sector inmobiliario se recupera a paso acelerado. “Durante los últimos meses del 2020, se dinamizó el mercado gracias a la recuperación casi total del sector inmobiliario, la facilidad de buscar y comprar una vivienda a través de canales digitales, y las bajas tasas de interés de los créditos hipotecarios”.

Sostuvo que si bien hay incertidumbre por cómo evolucionará la economía del país a causa de las elecciones presidenciales, el mercado inmobiliario seguirá siendo una apuesta segura para el capital de las personas. Y es que probablemente uno de los motivos que impulsa la inversión de los peruanos en una vivienda es el riesgo controlado que se tiene. Una vivienda genera valor a lo largo del tiempo, significando una inversión en épocas de incertidumbre, dijo.

Con las cifras que se tiene del 2021, reconoció que aún es prematuro deducir si este será mejor que el año pasado, pero puntualizó que los diferentes jugadores de la industria vienen desarrollando cada vez más facilidades para la dinamización del sector inmobiliario.

Por otro lado, refirió que el canal digital seguirá jugando un rol fundamental para la recuperación del sector. En la nueva normalidad, indicó, el 80% de las búsquedas de un inmueble inician por internet. Sostuvo que el hecho de que las constructoras y desarrolladoras inmobiliarias aprovechen el canal digital les permite llegar a un mayor número de personas.

¿CÓMO VA LA TENDENCIA EN ALQUILERES?

En cuanto a alquileres de inmuebles, los menores de 35 años son los que también marcan el ritmo. El 45% de las búsquedas para alquilar una propiedad son de solteros y parejas jóvenes, quienes prefieren departamentos cercanos a avenidas principales y centros comerciales, según cifras del Casas360, plataforma de búsqueda de viviendas. Solo en la primera quincena de marzo se efectuaron más de 46 mil búsquedas para alquilar un inmueble.

En cuanto a los mayores de 35 años prefieren alquilar casas en zonas residenciales, preferentemente con estacionamiento y jardín. Surco y Pueblo Libre se posicionan como los distritos más consultados para rentar un departamento, mientras que La Molina y San Isidro lideran en alquileres de casa.

En cuanto a precios, el alquiler de un departamento de dos ambientes cuesta en promedio entre S/ 1.000 y S/ 1.200. Y las unidades de hasta tres habitaciones y 120 m2 pueden variar entre S/ 2.400 y S/ 2.600. En el mercado de alquiler de casas, el rango promedio actual se sitúa entre S/ 4.000 y S/ 8.000.

Fuente: El Comercio

 

No hay comentarios

Venta de viviendas retornaría este año a niveles pre pandemia

El sector inmobiliario ha tenido un buen desempeño durante primer trimestre del año. En un contexto en el cual muchos sectores han visto afectada su actividad desde mediados de 2020, la venta de nuevas viviendas ha venido recuperándose progresivamente.

La venta de viviendas a fin de 2021 se acercaría al nivel registrado en 2019 (tanto de vivienda social vía el Nuevo Crédito MiVivienda como venta en Lima), de acuerdo a la proyección de Scotiabank.

“En lo que resta del año esperamos que el sector mantenga el comportamiento positivo que ha mostrado en desde el cuarto trimestre de 2020”, indicó el banco en su reporte semanal de Departamento de Estudios Económicos.

Además, espera un importante incremento en ventas durante el segundo trimestre de este año, tanto en Lima como a nivel nacional. Ello en parte debido a la baja base comparativa del mismo período de 2020, trimestre en el cual se registró el nivel de venta de viviendas más bajo de los últimos años, ante la paralización temporal de actividades para reducir la propagación del COVID-19.

A ello podría sumarse la postergación periódica para adquirir una vivienda en época de elecciones generales -segunda vuelta a realizarse en junio-, especialmente durante el segundo trimestre de 2021.

Sin embargo, las empresas inmobiliarias estarían evaluando introducir incentivos para que en los próximos meses no decaiga el actual nivel de demanda -lanzamiento de ferias inmobiliarias, pago diferido, espacios amueblados, descuentos, entre otros-.

Finalmente, Scotiabank prevé un crecimiento moderado para el segundo semestre del año, debido a la progresiva recuperación de ventas registradas durante el mismo período del año pasado, y acompañada de una relativa mejora de la demanda, superada la temporada de elecciones generales.

Primer trimestre

El sector inmobiliario ha tenido un buen desempeño durante primer trimestre del año. En un contexto en el cual muchos sectores han visto afectada su actividad desde mediados de 2020, la venta de nuevas viviendas ha venido recuperándose progresivamente.

Un contexto de tasas de interés históricamente bajas, nuevas condiciones para acceder a créditos hipotecarios para vivienda social, el uso de fondos previsionales liberados, y la generación y uso de ahorro privado, son factores que han explicado la adquisición de nuevas viviendas, durante el segundo semestre de 2020 y el primer trimestre de 2021.

Sin embargo, el desempeño esperado en lo que resta del año, y especialmente durante el segundo trimestre de este año, dependerá de la propensión del consumidor para adquirir una nueva vivienda en un contexto electoral y de las distintas estrategias por parte de firmas inmobiliarias, para alentar la toma de deuda a largo plazo, tomando en cuenta que los proyectos de vivienda no han reducido su nivel de actividad.

Nuevo Crédito Mivivienda

La venta de viviendas mediante la colocación de créditos hipotecarios vía la modalidad Nuevo Crédito Mivivienda del Fondo Mivivienda (FMV) -categoría que representa alrededor del 90% del total de créditos colocados vía FMV- cerró el primer trimestre con un crecimiento de 22% respecto al mismo período de 2020, categoría que no crecía desde el cuarto trimestre del año pasado (+21%).

En este resultado hay en parte un efecto base, tomando en cuenta que a mediados de marzo de 2020 se declaró el estado de emergencia sanitaria en el país -para frenar el avance del COVID-19-, en el cual se dispuso la suspensión de la mayoría de las actividades económicas a nivel nacional – incluyéndose actividades en el sector construcción-.

Fuente: El Comercio

No hay comentarios

Crecimiento inmobiliario vertical de Lima muestra comportamientos diferenciados

En los últimos cuatro años, la altura promedio de los edificios residenciales en oferta responde, según informe de Capeco, al sector urbano y al segmento al que se dirigen.

El crecimiento vertical de Lima se aprecia, en distintas proporciones, en todos los distritos de Lima Metropolitana y Callao, en donde los parámetros que dictan las municipalidades determinan la altura que pueden tener los edificios de viviendas.

El crecimiento vertical de Lima se aprecia, en distintas proporciones, en todos los distritos de Lima Metropolitana y Callao, en donde los parámetros que dictan las municipalidades determinan la altura que pueden tener los edificios de viviendas.

El evidente crecimiento vertical de Lima salta a la vista. Y, según el último Informe de Coyuntura Inmobiliaria (Incoin) de Tinsa, el 43,9% de los proyectos inmobiliarios activos y en oferta tiene entre seis y 10 pisos; mientras que el 20,9% tiene entre uno y cinco pisos y el 18,9% tiene entre 16 y 20 pisos.

Si bien, estos números reflejan –en parte– el ‘boom’ inmobiliario que experimenta la capital peruana desde hace algunos años, el incremento del inventario también da cuenta de dicho crecimiento.

Es más, según datos del INEI, el número de departamentos en Lima Metropolitana pasó de 290.505 unidades en el 2007 a 595.709 en el 2017, lo que además de representar un incremento promedio anual de 7,5% en la produc­ción de este tipo de viviendas, también refleja –como lo revela el último Informe Económico de la Construcción (IEC) de Capeco– una evolución en la participación de las viviendas en altura en el parque habita­cional de Lima Metropolitana, al pasar de 14,5% a 23,2% en el mismo periodo.

COMPORTAMIENTOS DIFERENCIADOS

Y aunque el incremento del inventario en los últimos cuatro años no se ha detenido, la altura prome­dio de los edificios residenciales en oferta, según el gremio empresarial, ha presentado –dependiendo del sector urbano en el que se ubican– comportamientos diferenciados en todos los distritos de Lima Metropolitana.

Para empezar, en Lima centro (La Victoria, Lima Cercado, Rímac y Breña), el número de pisos promedio pasó de 10,9 en el 2017 a 13,9 (+27,5%) en el 2020, convirtiéndolo en el sector urbano en donde se concentran los edificios residenciales con la mayor altura promedio, desplazando al segundo lugar a Lima moderna (Jesús María, Pueblo Libre, Lince, San Miguel, Surquillo y Magdalena) que pasó de una media de 11,8 a 12,5 (+6%) niveles en dicho periodo.

A pesar de que ambas zonas albergan a los edificios residenciales de mayor altura en promedio, el informe de Capeco revela que el mayor crecimiento en el número de pisos durante el último cuatrienio se evidenció en Lima sur (Chorrillos, Surco Viejo y Villa El Salvador) y en Lima este (Lurigancho, Ate, El Agustino y Chaclacayo).

Mientras en Lima sur este indicador aumentó 62,1%, pasando –en promedio– de 4,4 a 7,1 pisos; en Lima este se evidenció un crecimiento de 48,5% al pasar de edificios residenciales de 5,7 a 8,4 niveles.

 

Lima moderna ha cedido su primer lugar como el sector con los edificios residenciales más altos a Lima centro. Mientras que en Lima norte y Lima sur se encuentran los edificios de menor altura, a pesar del crecimiento que han tenido en los últimos años.

Lima moderna ha cedido su primer lugar como el sector con los edificios residenciales más altos a Lima centro. Mientras que en Lima norte y Lima sur se encuentran los edificios de menor altura, a pesar del crecimiento que han tenido en los últimos años.

En el caso de Lima top (Surco, San Borja, La Molina, Miraflores, San Isidro y Barranco), el crecimiento fue de 9,4%, al pasar de 6,6 a 7,2 pisos de altura promedio. Pero, al gremio constructor no le deja de llamar la atención el hecho de que los 7,2 niveles que se alcanzó en el 2020, sea bastante menor a los 10,7 pisos que se contabilizaban entre el 2014 y el 2016.

Y, a diferencia de lo que sucedió en estos segmentos, el reporte del gremio constructor alerta que solo en el Callao y en Lima norte (Carabayllo, Puente Piedra, San Martín de Porres, Comas y Los Olivos) se redujeron las alturas de los edificios multifami­liares.

En el primer puerto dicho indicador cayó 12,8% y terminó con nueve pisos como promedio, cuando en el 2017 registraba 10,4 pisos. A pesar de ese resultado, el Callao es el tercer sector urbano con edificios más altos y se ubica solo por debajo de Lima centro y Lima moderna.

Por el lado de Lima norte, la disminución de la altura promedio fue bastante menor (2,6%), pero eso fue suficiente para que este sec­tor urbano destaque por albergar los edificios residenciales con el menor número de pisos promedio (6,7), a pesar de que entre el 2017 y el 2019 esa posición estuvo reservada para Lima sur, que recién después del 2019 pudo superar los seis pisos de altura.

PREFERENCIA AL ALZA

Frente a esos resultados, en Capeco sostienen que el crecimiento en el número de pisos evidencia que “las preferencias de los hogares residentes en la capital se han decantado progresivamente hacia los departamentos y, por esa razón, los edificios residenciales que actual­mente se ofrecen en Lima Metropolitana son cada vez más altos”.

Y aunque para el gremio, queda claro que ambas tendencias se pre­sentan en todos los sectores urbanos, también resalta el hecho de que dicha preferencia se refleje de manera más acelerada en los sectores emergentes.

“Este creciente interés por vivir en departamentos de los demandantes de vivienda que actualmente residen en estas zonas de la ciu­dad es muy relevante porque en Lima este, Lima norte, Lima sur y el Callao se concentra el 82,4% de la demanda insa­tisfecha de vivienda de toda la capital para los próximos dos años: 50.618 unidades de un total de 61.449 unidades”, afirman.

Pero, tomando en cuenta que gran parte de los proyectos inmobiliarios ofertados tienen entre seis y 10 pisos, Martín Villanueva, líder de consultoría en Tinsa Perú, sostiene que eso obedece “estrictamente” a un tema de parámetros urbanísticos.

“Si bien, la demanda por viviendas en altura es variable y depende del distrito, las inmobiliarias o constructoras usualmente aprovechan al límite el espacio vertical permitido y los precios se ajustan, como consecuencia, a la demanda respectiva de cada distrito, según el comportamiento y preferencias de su población o público objetivo”, aclara.

Con relación a los distritos en los que se alienta de mejor manera la construcción vertical, el especialista sostiene que actualmente “existen parámetros de altura dispersos en toda la ciudad”, pero desde su óptica los que aprovechan mejor este activo son los distritos céntricos como La Victoria, Lince, Jesús María o Pueblo Libre.

“Los ubicados en las llamadas Lima moderna, Lima centro y Lima top, sobre todo”, añade al recordar que los edificios de vivienda más altos se encuentran en las principales arterias de la ciudad, como en algunos tramos de la Vía Expresa, en donde se aprecian proyectos por encima de los 30 pisos, o en avenidas como Javier Prado, Brasil o San Felipe.

Fuente: El Comercio

No hay comentarios

Lima Moderna: ¿por qué se ha consolidado como la zona de mayor atractivo inmobiliario?

Hasta marzo último, los seis distritos que forman parte de este segmento, concentraban el 43,7% de la oferta disponible para la venta. En los dos últimos años su precio por m2 se ha incrementado en más de 8%.

Jesús María, Magdalena del Mar, Lince, Pueblo Libre, San Miguel y Surquillo son los seis distritos que conforman la llamada Lima Moderna, una zona que ha despertado el interés de más de un desarrollador inmobiliario y la gran cantidad de modernos edificios que hoy se divisan en sus calles así lo demuestran.

En octubre del 2018, por ejemplo, en Lima Moderna se ubicaba el 51,2% de los 15.417 departamentos disponibles para la venta, mientras que al cierre del primer semestre del 2019, entre los seis distritos que la conforman acaparaban el 50,44% de las 20.614 unidades en oferta.

Dos años después, la historia no ha cambiado. Y, los números continúan favoreciendo a Lima Moderna. Según el último reporte inmobiliario del gremio empresarial, al finalizar el mes de marzo, de las 27.427 unidades en oferta o para la venta, el 43,7% (11.985 departamentos) se ubica en alguno de estos seis distritos.

Y, entre los cinco distritos que lideran la oferta inmobiliaria en Lima Metropolitana, tres de ellos forman parte de este segmento (Jesús María, San Miguel y Magdalena del Mar), en tanto que al top diez se suman Lince Surquillo.

Mientras que por el lado de las ventas, la preferencia hacia los distritos de Lima moderna también salta a la vista y se condice con lo que sucede con la oferta. Así, el 46,6% de las unidades vendidas en marzo último se ubicaban en esta zona, cifra ligeramente superior al 43,9% que se registraba en similar mes del año pasado.

Del mismo modo, el 44,3% del valor de las ventas correspondieron a este sector. Pero, a diferencia de lo que sucede con el número de unidades, a nivel de valor, el porcentaje de participación de Lima Moderna ha disminuido debido a que el ticket de venta en Lima top es mucho mayor.

A pesar de ese pequeño desfase, el precio por metro cuadrado (m²) en Lima Moderna también ha dado un salto ascendente. Después de registrar un valor de S/5.497 en octubre del 2018, hacia el primer semestre del 2019, el m² en los seis distritos ya se valorizaba –en promedio– en S/5.746, materializándose un incremento de alrededor de 4,5% en siete meses.

Casi dos años después, al finalizar el mes de marzo exactamente, el m² en este sector se cotiza en S/6.212, lo que representa un aumento de más de 8,1%.

Adicionalmente, según el portal Properati Perú, algunos distritos de Lima moderna como Pueblo Libre (8,07%) y Surquillo (8,03%) los que registran una mayor rentabilidad para comprar y luego alquilar una vivienda. Mientras que Lince mantiene una rentabilidad anual promedio de 6,75% y Jesús María registra un 6,28%. Más atrás se ubican Magdalena del Mar (5,96%) y San Miguel (5,92%).

Tomando en cuenta que, en lo que va del año, han sido los millennials quienes lideran demanda inmobiliaria ‘online’ para la compra o alquiler viviendas, el portal digital de oferta de inmuebles asegura que debido a que los departamentos de entre 30 m² y 60 m² se convierten en formato ideal para este público, son también algunos distritos de Lima Moderna los que concentran la mayor oferta de viviendas con estas características para la venta.

Así, Surquillo se ubica en el primer lugar con el 14% del total de anuncios, seguido de San Miguel (13%), Pueblo Libre (7%) y Lince (7%). Pero si se trata de alquilar, mirando solo a este sector vuelven a destacar Surquillo y San Miguel con 7%.